Inicio > Demarcación del Tajo > Recursos Hídricos

Recursos Hídricos

     La parte española de la cuenca es drenada por más de 63.000 km de cauces. Los ríos de mayor longitud de la cuenca el Tajo, el Tajuña, el Alagón, el Jarama y el Alberche. El río Tajo nace en la Sierra de Albarracín, y desemboca en el estuario del mar de la Paja junto a Lisboa en Portugal. Discurre por el centro del Macizo Hespérico en una distancia total de 1.092 km. de los cuales 857 km. en la parte española, recogiendo las aguas drenadas por su cuenca vertiente). Ésta queda encajada entre la cordillera Central, al norte; los Montes de Toledo y Sierra de Montánchez al sur y las Montañas Ibéricas (Serranía de Cuenca y Sierra de Albarracín), al este. El límite occidental, por lo que se refiere al ámbito nacional español, está constituido por los ríos Tuerto, Erjas y Sever que fijan la frontera con Portugal.

     La red de tributarios del Tajo es muy disimétrica, los de margen derecha que son los que aportan caudales más abundantes, y recogen las aportaciones del Sistema Central y de la cordillera Ibérica (Jarama, Alberche, Tiétar y Alagón en la parte española; Zêzere en la parte Portuguesa y Erjas en la frontera). Los tributarios izquierdos (Guadiela, Almonte, Salor en la parte española; Sorraia en la parte portuguesa y Sever en la frontera) son en general cortos y de aguas escasas, en particular los que tienen su origen en los Montes de Toledo. Las aportaciones principales de la cuenca provienen de la Sierra de Gredos y del resto de macizos correspondientes al Sistema Central, consecuencia de la marcada asimetría de la cuenca.

     La aportación media el total de la cuenca del Tajo, incluyendo las aportaciones totales en las masas de agua transfronterizas, en el periodo 1940-2006 es de 10.210 hm3. La serie presenta una variabilidad muy alta, con una desviación típica de 5.614 hm3 y un coeficiente de variación de 0,55. Para el periodo 1980-2006 la aportación media es de 8.273 hm3, con una desviación típica de 5.158,7 hm3 y un coeficiente de variación de 0,62.

     El modelo de simulación utilizado ha sido el modelo conceptual y cuasidistribuido SIMPA de precipitación-aportación, actualizado por el Centro de Estudios Hidrográficos del CEDEX. Se han utilizado como variables de la fase atmosférica: la precipitación, la temperatura y la evapotranspiración potencial, y como variables de la fase terrestre: la recarga al acuífero, la evapotranspiración real y las escorrentías superficial, subterránea y total. El territorio se ha discretizado en celdas de 1000 m x1000 m.

     La utilización directa del agua subterránea es inferior a la media nacional. No obstante, en la práctica puede hablarse de una explotación conjunta debido al proceso natural de interacción entre las fases superficial y subterránea, gracias al cual un porcentaje apreciable de la aportación natural pasa por una fase subterránea, contribuyendo de esta forma al mantenimiento del flujo de base de los ríos. Hay delimitadas 24 masas de agua subterránea , ninguna compartida con Portugal.

  

Enlace a la página de EVALUACIÓN DE RECURSOS HÍDRICOS.